Consejos útiles

Tratamiento de hongos en las uñas de los pies y manos de los niños.

Pin
Send
Share
Send
Send


Las enfermedades fúngicas de la piel en niños de diferentes edades son bastante comunes. La piel del niño es muy sensible y susceptible a las infecciones, especialmente durante los primeros años de vida. Los niños están constantemente en contacto con objetos ambientales, con mascotas, se prueban los zapatos de sus padres y conocidos y observan mal la higiene de las manos. Todos estos factores contribuyen a la infección.

Los hongos son microorganismos que se encuentran en el medio ambiente, en la piel, en la cavidad bucal, en la zona de crecimiento del cabello de personas y animales. En condiciones normales, son inofensivos, pero con una inmunidad debilitada y una reproducción excesiva pueden causar daños en la piel de los niños.

Clasificación

La infección por hongos en los niños puede afectar el cabello, las uñas, la piel del pecho, el abdomen, la espalda y las extremidades. Dependiendo de dónde se localiza la colonia y del tipo de patógeno, se distinguen los siguientes tipos de enfermedades:

  • Tiña Afecta el cuero cabelludo, penetra los folículos pilosos. Los signos son erupciones redondeadas y con picazón en el cuero cabelludo. El cabello en esta área se vuelve quebradizo, quebradizo.
  • Dermatomicosis de la piel. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo del bebé, incluida la cara. Se caracteriza por la aparición de una erupción cutánea con forma de anillo con picazón en la piel.
  • Epidermophytosis inguinal. Con mayor frecuencia ocurre en un niño pequeño que usa pañales, pero se puede encontrar en el área de pliegues de grasa en niños obesos. Se manifiesta por irritación simétrica y enrojecimiento del perineo, donde la piel está en contacto con el pañal.

Si los síntomas desagradables de la piel persisten después de aplicar la crema emoliente, esto indica la presencia de una infección por hongos.

Hay varios factores que pueden desencadenar el desarrollo de micosis:

  • Una de las causas comunes de infección es el aumento de la sudoración, que conduce al crecimiento y reproducción del hongo. Los niños y adolescentes con sobrepeso que participan en deportes están predispuestos a la enfermedad.
  • La enfermedad puede ocurrir cuando se usa ropa sintética ajustada que evita que el aire llegue a la piel.
  • Los hongos patógenos se transfieren fácilmente a artículos domésticos (fundas de almohadas, toallas, zapatos, almohadas, jabón). Un niño puede infectarse por contacto directo (ponerse los zapatos, la ropa de otra persona, usar una almohada común, jabón).
  • El consumo excesivo de agentes antibacterianos, citostáticos, medicamentos hormonales, enfermedades crónicas e inflamatorias conducen a un aumento de la infección por hongos debido a la inmunidad suprimida..
  • Dado que el hongo crece bien en condiciones cálidas y húmedas, un niño puede infectarse cuando visita una casa de baños, una piscina, un gimnasio o un jardín de infantes.
  • Puede infectarse acariciando a un perro o un gato, porque los hongos a veces viven en el pelo de las mascotas.
  • La enfermedad se puede transmitir de persona a persona a través del contacto directo.
  • El reemplazo prematuro de los pañales puede provocar una infección por hongos en la ingle del bebé. Los pañales mojados crean un exceso de humedad en el perineo y conducen al crecimiento de un hongo patógeno.

Sintomatología

La descripción de los síntomas depende de la forma y ubicación de la enfermedad:

  • Un síntoma característico de una infección por hongos en la piel de la cara y el cuerpo es la aparición de una erupción escamosa de forma anular con pústulas y un contorno claro.. Con la progresión de la enfermedad, aumenta el número de elementos, aumenta el área de la lesión.
  • Una característica de una infección micótica del cuero cabelludo en un niño es la aparición de picazón en las calvas con restos de cabello roto y sin brillo.

Diagnósticos

No es difícil diagnosticar un hongo de la piel, a veces un examen externo es suficiente. En la recepción, el médico le pregunta al niño o a sus padres sobre el desarrollo de la enfermedad, evalúa la naturaleza de las erupciones.

Para confirmar el diagnóstico, se toma raspado de las áreas cambiadas para realizar un examen microscópico.

Terapias

El enfoque para el tratamiento de la enfermedad depende de la edad del paciente, la ubicación y la gravedad de la infección. Para la terapia, se pueden usar ungüentos, cremas, tabletas, champú con propiedades fungicidas y fungistáticas.

Es importante no dejar que el niño peine las erupciones, esto puede conducir a la propagación de focos de micosis e infección secundaria.

Causas y factores de la aparición de micosis.

Lo insidioso de la infección es que las esporas del hongo que causa las micosis se encuentran en todas partes: en el suelo, en las habitaciones, donde sea cálido, húmedo y oscuro. En estado seco, permanecen durante mucho tiempo, soportan temperaturas de –50 a + 70ºС. El bebé puede infectarse en su propia habitación si alguien de parientes cercanos es portador de la infección.

Los niños de 1 año, cuyo sistema de termorregulación aún no está equilibrado, a menudo tienen las manos y los pies mojados, y estas son buenas condiciones para el desarrollo de micosis. Están en riesgo los niños enfermos cuyo sistema inmunitario no puede hacer frente al ataque de hongos. Los factores que provocan la enfermedad incluyen:

  • Visitas frecuentes a los baños, saunas, parque acuático sin zapatos.
  • Usar los zapatos, medias y medias de otra persona. El hongo puede persistir durante mucho tiempo en los zapatos de invierno y penetrar en la piel en caso de falla de las defensas del cuerpo.
  • Botas ajustadas y botas hechas de material artificial que no permite el paso del aire: el hongo penetra en la piel y se propaga mucho más rápido.
  • Usar zapatos es fuera de temporada. La infección puede ser el resultado de la hipotermia de las piernas y el uso prolongado de zapatos aislados en la habitación. Es muy dañino llevar botas desde una habitación fría a una cálida varias veces.
  • La presencia de heridas y abrasiones en la piel: para evitar infecciones, cualquier daño debe tratarse de manera oportuna.
  • Cuidado inadecuado de las uñas. Demasiado largas o cortas, las uñas dañadas aumentan el riesgo de enfermedad.
  • Enfermedad cardiovascular, diabetes. Esto último a veces aumenta el riesgo.
  • Falta de vitaminas, exceso de carbohidratos en la dieta.
  • Tomar antibióticos por mucho tiempo.

Tipos de enfermedades

Hay varias formas de patógenos de infecciones fúngicas:

  • Hongos Candida. Parasitizar en la superficie de las membranas mucosas de la boca, el recto y los genitales.
  • Tricofitosis. Destruye la integridad de la piel, las uñas y las membranas mucosas.
  • Criptococosis. La infección afecta los órganos internos.
  • Aspergilosis. La infección se desarrolla en los pulmones y se manifiesta disfrazada de resfriado.

¿Cómo ocurre la infección?

Los agentes causantes de la enfermedad se transmiten fácilmente de una persona a otra. Una persona infectada deja esporas del hongo junto con partículas de piel muerta que persisten en el hogar durante mucho tiempo.

En siete u ocho casos de cada diez, el hongo se transmite al niño desde uno de los hogares.

Un recién nacido puede infectarse en el útero, un bebé a través de una cama común. Un bebé adulto de un año contrae la infección y lame objetos. La levadura ingresa a la boca del bebé a través de platos comunes o si la madre lame el pezón y se lo da al bebé.

Con la tiña, el bebé puede infectarse al tocar un animal enfermo. Las aves de la ciudad, como las palomas, también transmiten infecciones.

A los 2 años, el bebé comienza a asistir a DOW. En el jardín de niños, si no se sigue la higiene, la infección se propaga rápidamente entre los niños.

Los estudiantes contraen la infección probándose los zapatos de una persona enferma. Las esporas del hongo pueden estar en los zapatos de invierno durante mucho tiempo, tan pronto como el sistema inmunológico falla, se produce una infección.

Con contusiones y cortes, un daño menor aumenta el riesgo de infección.

La infección por aspergilosis puede ocurrir por inhalación de polvo que contiene micelas fúngicas. Pueden enfermarse cuando visitan habitaciones no tratadas: baños antiguos, baños.

El hongo de la uña en un niño puede pasar desapercibido y aparecer cuando la enfermedad ha pasado a la etapa que requiere intervención con urgencia. Los síntomas dependen del tipo de infección y el período de tiempo desde el inicio de la infección:

Tipos de micosis

En la naturaleza, hay cuatro tipos de micosis:

  • Queratomicosis: infección de ciertas áreas de la piel, incluido el cuero cabelludo (en forma de liquen o piel escamosa): cabeza, pie, uñas,
  • Candidiasis: erupciones en los genitales u órganos internos, en la membrana mucosa de la boca (irritación de las amígdalas, la garganta) y la cavidad nasal,
  • Micosis profunda: la superficie de la piel, parte de los órganos internos (pies, brazos, piernas, área de la cabeza, placas de uñas, etc.) se ven afectados
  • Dermatomicosis: una infección afecta áreas de la piel (pies, piernas, brazos, placas de uñas, etc.), garganta, amígdalas, cabeza.

Muy a menudo, los pies infectados, un área de la cabeza, los brazos y la cara se ven afectados. La pregunta es, ¿de dónde viene una enfermedad tan insidiosa en pacientes jóvenes?

La micosis de la piel (brazos, piernas, cuero cabelludo, etc.) y la nasofaringe (garganta, amígdalas) tiene varias razones:

  • Tratamiento médico a largo plazo,
  • Mala ecología (aumento de la radiación, espacio aéreo contaminado),
  • Nutrición inadecuada (mayor consumo de dulce, salado, etc.),
  • La presencia de enfermedades congénitas,
  • Incumplimiento de la higiene.

A menudo, las infecciones por hongos se producen en bebés prematuros debido a la terapia intensiva con medicamentos, incluidos los antibióticos.

No hay pocos casos en que la causa de la micosis en un niño sean animales domésticos. Los gatos, los perros y varias otras mascotas son portadores de infección, por lo que con el contacto cercano, los niños pueden infectarse con ellos.

La micosis se acompaña de los siguientes síntomas:

  • Picazón, ardor, enrojecimiento de la piel lisa,
  • Con la candidiasis, hay una lesión de las amígdalas, la garganta,
  • La aparición de grietas en la superficie de la piel, que posteriormente comienzan a desprenderse,
  • Las áreas afectadas de la piel adquieren una apariencia escamosa.
  • Aparecen manchas rojas o grises en el cuero cabelludo, acompañadas de ardor y picazón,
  • La aparición de ampollas rojas en la superficie de la piel.

La candidiasis también pertenece a la micosis. Aparece en niños a una edad temprana. Se caracteriza por la presencia de placa blanca sobre las áreas afectadas de la piel. Con la acción mecánica, esta área puede comenzar a sangrar. Los bebés desarrollan una erupción en lugares de contacto cercano con un pañal o pañal.

Con mayor frecuencia en la naturaleza, el niño tiene micosis de piel lisa: microsporia, micosis de los pies (manos, uñas), epidermofitosis, liquen, candidiasis y tricofitosis.

Cuando aparecen los primeros síntomas, debe consultar a su pediatra. Porque en caso de micosis, es muy importante comenzar el tratamiento a tiempo.

Prevención

La principal medida preventiva de la micosis es la observancia de la higiene completa.

Antes de hacer contacto con un bebé recién nacido, debe lavarse bien las manos, ya que a través de ellas el hongo puede llegar al bebé. Además, es muy probable que la enfermedad se propague en la piel (en una superficie peluda o lisa) o en la nasofaringe (afección de las amígdalas). Si hay una tendencia a una enfermedad similar, los médicos recetan el medicamento Nystatin para la prevención. Sin embargo, su 100% de efectividad aún no ha sido probada.

Los bebés prematuros que toman medicamentos y antibióticos tienen un mayor riesgo. Para prevenir la enfermedad, se les administra fluconazol durante las dos primeras semanas de vida. Pero tal terapia es recetada solo por un médico, porque Este medicamento no se recomienda para niños menores de 16 años.

La micosis no es una enfermedad simple. Para enfrentarlo sin consecuencias graves, debe comenzar el tratamiento a tiempo. Y luego el niño en el futuro evitará los problemas asociados con esta enfermedad.

Información general

Las enfermedades fúngicas de la piel en los niños se desarrollan con daños en la piel lisa y sus apéndices (cabello y uñas) con hongos parásitos. En dermatología, las micosis representan el 37-40% de todas las enfermedades de la piel. Existe una tendencia hacia un aumento en el número de niños en los que las enfermedades fúngicas de la piel se desarrollan simultáneamente con otras dermatosis: dermatitis atópica, eccema, psoriasis y pioderma. El peligro de las enfermedades fúngicas de la piel radica en el efecto tóxico y sensibilizador de los hongos en el cuerpo de los niños, lo que provoca el desarrollo de reacciones alérgicas, inmunidad debilitada y agravamiento de la patología crónica.

Causas de enfermedades fúngicas de la piel en niños

La prevalencia de dermatomicosis entre todas las enfermedades fúngicas se debe al contacto cercano constante de la piel con el medio ambiente. Los agentes causantes de las enfermedades fúngicas de la piel en los niños son de naturaleza generalizada, tienen gran diversidad y alta resistencia a factores externos. Las enfermedades fúngicas de la piel en los niños generalmente se observan en forma de casos esporádicos, los brotes epidémicos son más característicos de la dermatofitosis del cuero cabelludo.

La fuente de dermatomicosis antropofílica (tricofitosis) es una persona enferma, bestial (microsporia) es un animal enfermo (gatos y perros callejeros, vacas, caballos), que rara vez se encuentra en el suelo geofílico. La infección ocurre con el contacto directo del niño con la piel y la línea del cabello del paciente o a través de artículos domésticos sembrados con hongos y sus esporas (toallas, paños, peines, juguetes, sombreros, zapatos). Muy a menudo, las enfermedades fúngicas de la piel infectan a los niños en piscinas, duchas y baños, en playas, en peluquerías, organizados por grupos de niños.

Las características de la piel de los niños (hidrofilia, aumento de la vascularización, disminución de la acción bactericida del sudor y las glándulas sebáceas, ligera vulnerabilidad), la inmadurez del sistema inmune facilitan la penetración del patógeno en la epidermis, lo que contribuye al rápido desarrollo de enfermedades fúngicas en los niños.

Una disminución en las defensas del cuerpo puede desencadenarse por una mala ecología, estrés, deficiencia de vitaminas, uso prolongado de antibióticos, disbiosis, endocrinopatías e infecciones crónicas. Con la inmunodeficiencia, los hongos condicionalmente patógenos que normalmente viven en la piel de un niño pueden transformarse en una forma patógena y causar una enfermedad fúngica (por ejemplo, Malassezia furfur, el agente causante del liquen colorido).

Síntomas de enfermedades fúngicas de la piel en niños

La naturaleza y la gravedad de los síntomas de las enfermedades fúngicas de la piel en los niños dependen del tipo y la virulencia del patógeno, la ubicación y el área de la lesión, y la reactividad del cuerpo. De las enfermedades fúngicas de la piel en los niños, las más comunes y contagiosas son la microsporia y la tricofitosis (tiña), que ocurre con una lesión predominante de piel lisa y cuero cabelludo.

La microsporia en la mayoría de los casos (99%) es causada por el hongo antropófilo del zoológico Microsporum canis, rara vez por el M. ferrugeneum antropófilo. Por lo general, ocurre en niños en edad preescolar y primaria, continúa con la formación de unos pocos focos redondeados y claramente definidos con el cabello roto a una altura de 4-5 mm del nivel de la piel. Dentro de la lesión, la piel está cubierta de pequeñas escamas de color blanco grisáceo. En la piel lisa, la microsporia se manifiesta por placas concéntricas eritematosas escamosas rodeadas por un rodillo de pequeñas vesículas y costras serosas.

En los niños pequeños, la tricofitosis superficial del cuero cabelludo causada por tricofitones antropofílicos (Trichophyton tonsurans y T. violaceum) se observa con mayor frecuencia, acompañada de pérdida de color, elasticidad y brillo del cabello, rompiéndolos a nivel de la piel (cáñamo en forma de puntos negros), la formación de forma clara y redonda Calvas cubiertas de pequeños elementos escamosos. Los signos clínicos de tricofitosis en la piel lisa se asemejan a las manifestaciones de microsporia. Para la forma infiltrativa supurativa, la perifoliculitis y los abscesos foliculares profundos son característicos.

El liquen multicolor (pitiriasis) se observa en niños mayores, caracterizado por la aparición en la piel de la espalda y el pecho (con menos frecuencia en el cuello, abdomen y extremidades) de crema finamente escamosa, manchas irregulares de color marrón claro o rosa amarillento, propensas al crecimiento periférico. La enfermedad es ligeramente contagiosa, tiene un curso recurrente crónico, las áreas afectadas de la piel no toman el sol (leucoderma secundaria).

Cuando Achorion schonleini se ve afectado por un hongo, en los niños se desarrolla una rara enfermedad fúngica de la piel: favus (costra), que generalmente se manifiesta en el cuero cabelludo por la formación de pómulos (escudos favorables): costras gruesas y secas de color amarillento o marrón claro con bordes elevados y un centro deprimido, que emite un desagradable estancamiento el olor El cabello afectado por el hongo se vuelve más delgado, se vuelve como un remolque y se tira junto con la raíz. Favus puede causar anidación o atrofia cicatricial continua de la piel y la muerte de los folículos pilosos.

La rubromicosis causada por el patógeno antropofílico T. rubrum ocurre en niños de 7 a 15 años, se manifiesta como piel seca de pies y manos, focos de color rojo rosado claro, finamente escamosos con un borde festoneado, daño en las uñas.

Con epidermofitosis en los pliegues interdigitales y en la planta de los pies, se observa un ligero enrojecimiento, descamación, llanto moderado, grietas y vesículas, hiperqueratosis, acompañada de picazón.

Para varios tipos de onicomicosis, el engrosamiento, el cambio en la forma y el color de la placa de la uña con su destrucción gradual, la onicólisis y el daño al rodillo de la uña son característicos.

La candidiasis en los niños se manifiesta con mayor frecuencia por aftas, una capa blanca con queso en la lengua, las encías y las mejillas.Las erupciones vesiculares y las ulceraciones superficiales extensas, acompañadas de picazón y ardor, también pueden ocurrir en el área de los pliegues naturales de la piel.

Después de sufrir una enfermedad fúngica de la piel en niños, no existe inmunidad estable y puede producirse una reinfección del niño con el mismo tipo de hongo.

Tratamiento de enfermedades fúngicas de la piel en niños.

El tratamiento del curso de enfermedades fúngicas de la piel en niños se lleva a cabo de forma ambulatoria y, en ausencia de efecto, la presencia de patología concomitante y curso severo, en un hospital especializado. En el tratamiento de enfermedades fúngicas de la piel en niños, se utilizan monoterapia o una combinación de antimicóticos externos y sistémicos, antihistamínicos y glucocorticoides, inmunoestimulantes, multivitaminas, fisioterapia.

Todos los días, tratan las áreas afectadas de la piel con soluciones antisépticas (furatsilina, permanganato de potasio, ácido bórico), llevan a cabo un tratamiento farmacológico de los pies y las placas de las uñas (con hiperqueratosis con agentes queratolíticos), afeitan el cabello en la lesión, eliminan las costras.

Para las infecciones fúngicas de pliegues cutáneos, manos y pies en niños, se usan pastas antimicóticas, pomadas, cremas, emulsiones con terbinafina, naftina, clotrimazol, miconazol, ketoconazol, alquitrán de azufre, salicílico, ungüentos de naftalan. Cuando se une una infección bacteriana, se prescriben ungüentos antimicóticos que contienen antibióticos y corticosteroides. En la dermatofitosis severa y común, el daño al cabello y las uñas, la administración adicional de antimicóticos sistémicos (griseofulvina, itraconazol, fluconazol) también está indicada. Si es necesario, se realiza un tratamiento con láser de lesiones fúngicas de la piel y las uñas, extirpación quirúrgica de la placa de la uña.

El tratamiento de las enfermedades fúngicas de la piel en los niños es largo y continúa hasta que se resuelvan las manifestaciones clínicas y las pruebas de control negativo para hongos.

Predicción y prevención de enfermedades fúngicas de la piel en niños.

Muchas enfermedades fúngicas de la piel en niños tienen un curso persistente y requieren un tratamiento sistemático a largo plazo, sin embargo, con el cumplimiento exacto de las recomendaciones, tienen un pronóstico favorable. Las enfermedades fúngicas cutáneas no tratadas en niños adquieren una forma recurrente crónica y pueden continuar hasta la edad adulta.

La prevención de la propagación de enfermedades fúngicas de la piel en los niños incluye medidas de cuarentena en instituciones infantiles, desinfección de locales, artículos para el hogar, ropa, zapatos, suministros de manicura y peluquería, eliminar el contacto de un niño con animales callejeros, seguir las reglas de higiene personal, el cuidado adecuado de la piel y normalizar la inmunidad.

Con onicomicosis

La estructura de las uñas está cambiando. Pueden volverse amarillentos, grises y, en la etapa de una enfermedad gravemente descuidada, ennegrecerse, volverse más gruesos o, por el contrario, más delgados.

Las uñas del bebé están dobladas, aparecen rayas en ellas. Las áreas de piel a su alrededor se vuelven rojas, se hinchan y se pueden observar sellos, llagas y descamación. Gradualmente, la enfermedad cubre todas las uñas, en los ancianos y niños, ocurre en las manos.

Hongo del pie

Primero, afecta la delicada piel entre los dedos de los pies, luego se extiende gradualmente por todo el pie. El pie se agrieta, la piel se endurece y las heridas se vuelven profundas. En esta etapa, el dolor ocurre al caminar.

Aparece en forma de placa blanca en la lengua y la garganta, en las membranas mucosas de los genitales. Las áreas de la piel debajo de la capa de secreciones son rojas, inflamadas y dolorosas.

En casos severos, el hongo penetra en los órganos internos: pulmones, riñones y causa un mal funcionamiento en su funcionamiento.

Formas y etapas de la enfermedad.

Con la onicomicosis, el hongo captura la superficie gradualmente. En la etapa inicial, aparece una pequeña mancha opaca blanca o amarillenta en la placa de la uña. Con el tiempo, crece en toda la uña, se engrosa y se separa del lecho ungueal. Esta forma de la enfermedad se llama subungueal distal y se observa con mayor frecuencia.

Con una forma de superficie blanca, las uñas están dobladas, aparece una placa en su superficie. En la etapa inicial, el hongo es fácil de curar.

La forma subungueal proximal patológica ocurre en pacientes con infección por VIH. Afecta la placa, que se vuelve blanca y opaca.

Si no trata una infección por hongos, pasa a una forma distrófica total, en la que se debe eliminar la uña dañada.

Métodos populares

El remedio principal utilizado contra las infecciones por hongos ha sido durante mucho tiempo el vinagre de vino.

  • El método popular de tratamiento es el siguiente: los calcetines empapados se colocan en el bebé por la noche y se quitan por la mañana.
  • Las hierbas tienen un efecto antimicótico: calamo, celidonia, raíz de bardana. Una decocción de manzanilla aliviará la picazón y la inflamación. En la superficie afectada por el hongo aplique jugo de cebolla, ajo.
  • Un método económico ayudará a curar la enfermedad: baños de sal y gaseosas. Los refrescos se pueden usar de la siguiente manera: mezclar con agua hasta obtener una masa blanda y aplicar sobre la uña.
  • Hace tiempo que se acostumbra a lubricar el área afectada con yodo; el aceite de árbol de té tiene un fuerte efecto antifúngico.

Consejo Los dulces y los alimentos ricos en carbohidratos contribuyen al crecimiento de colonias de hongos. Los curanderos tradicionales recomiendan agregar ensaladas de vegetales con hierbas frescas a la comida. Ayuda con enfermedades fúngicas de remolacha y jugo de zanahoria.

Tratamiento de drogas

Cuando aparece un hongo en el cuero cabelludo, se usa un champú antimicótico especial que contiene ketoconazol (Nizoral). Cuando lo use, debe seguir estrictamente las instrucciones, trate de evitar que el producto entre en contacto con sus ojos.

La micosis del tronco y las extremidades se puede tratar con ungüentos antimicóticos (biconazol, clotrimazol). El producto debe aplicarse al área afectada de acuerdo con las instrucciones. Por lo general, el tratamiento es de 4 a 8 semanas. Es importante completar todo el curso, incluso si los síntomas desaparecen antes.

En caso de una infección más grave, además de los agentes externos, se requerirán medicamentos orales en forma de tabletas (ketoconazol, griseofulvina). Los medicamentos se recetan y usan solo por recomendación del médico tratante.

Pin
Send
Share
Send
Send