Consejos útiles

Conceptos básicos sobre las duchas vaginales: qué es y cómo hacerlo

Pin
Send
Share
Send
Send


La ducha vaginal es un tratamiento y manipulación profiláctica, durante el cual se vierten varias soluciones de medicamentos o decocciones de hierbas en la vagina. Para realizar esta manipulación, es necesario armar con una jeringa (bulbo de goma con punta) o (aún mejor) la taza de Esmarch. La esencia del procedimiento es la lixiviación activa de secreciones vaginales, microorganismos y eyaculación de la vagina. Los ginecólogos insisten en usar las duchas vaginales solo con fines medicinales, ya que como método preventivo no aporta beneficios tangibles e incluso perjudiciales.

Sin embargo, antes de comenzar una limpieza tan agresiva de la vagina, es necesario recordar las propiedades de esta última. ¿Por qué agresivo? La mayoría de los médicos se negaron a recetar duchas vaginales a los pacientes, y no sin razón. La vagina tiene la capacidad de limpiarse. Esto se logra mediante secreciones naturales, junto con las cuales las células epiteliales descamadas de la mucosa, los muertos y / o los patógenos, así como sus productos metabólicos, abandonan la vagina. Por lo tanto, la vagina está inicialmente "limpia", con la excepción de los casos en que los microbios patológicos suprimen su microflora normal.

La esencia del procedimiento.

Cuando este procedimiento se prescribe para pacientes, surge la pregunta de qué es la ducha vaginal, si causa dolor o molestia. La ducha vaginal es la introducción de soluciones terapéuticas en la vagina.

Para el procedimiento, se usa una jeringa de pera de farmacia; en instituciones médicas, se usa una taza Esmarch para irrigar la vagina.

La jeringa ginecológica es una pera de goma de varios volúmenes, que tiene una punta cónica. Por lo general, esto es suficiente para el procedimiento. Algunas mujeres usan una jeringa de veinte mililitros sin aguja, aunque no está diseñada para duchas vaginales.

Conceptos básicos de duchas vaginales

Al preguntarse cómo ducharse adecuadamente en el hogar, debe entenderse que este es un procedimiento médico y que tiene las reglas para realizarlo.

  • La base de la solución es a menudo agua. Solo puede ducharse con agua tibia para que su temperatura sea ligeramente más baja que la temperatura corporal.
  • La duración del tratamiento con ducha vaginal no debe exceder una semana. De lo contrario, existe un alto riesgo de lixiviar su propia microflora vaginal, lo que solo empeorará la afección.
  • La duración de cada procedimiento individual no excede los 15 minutos.

  • La presión del fluido de entrada también necesita ser regulada. Con una fuerte presión de la solución, existe el riesgo de dañar las membranas mucosas sensibles, así como de permitir que la solución penetre más allá del cuello uterino. El flujo de la solución se controla más fácilmente usando una taza Esmarch, cuya presión se controla elevando y bajando el recipiente. Pero dado que la ducha vaginal con la taza Esmarch es inconveniente sin ayuda externa, debe presionar suavemente la pera de la jeringa ginecológica para que la solución llegue lentamente.
  • El régimen de tratamiento de duchas vaginales generalmente lo elabora el médico tratante. La forma de ducharse con una enfermedad específica debe informarle al médico. En general, el esquema se ve así: ducha vaginal matutina y vespertina en los primeros días, solo tarde con mejoría.

  • Se requiere higiene de los artículos utilizados para las duchas vaginales. Después de cada procedimiento, es necesario enjuagar la pera y la punta, así como la taza de Esmarch. Antes de comenzar el siguiente procedimiento, se recomienda hervir durante unos minutos aquellas partes de los instrumentos que están en contacto directo con el cuerpo.
  • La realización del procedimiento requiere precisión y lentitud. Si siente dolor o molestias severas, deje de tomarse las duchas vaginales por un par de minutos e intente relajar los músculos; el procedimiento no debería causar dolor.
  • La preparación de las soluciones debe llevarse a cabo en estricta conformidad con la receta, y al usar decocciones de hierbas medicinales, no puede almacenar la decocción preparada, es mejor usarla inmediatamente después de la preparación.

Estas reglas simples lo ayudan a aprovechar al máximo su procedimiento y no dañar su salud. Asegúrese de consultar con su médico si es posible ducharse con una u otra solución en caso de una enfermedad detectada.

Consulte a un médico acerca de cómo ducharse de la lista a continuación en un caso particular. El hecho es que tanto las decocciones herbales como las soluciones de farmacia tienen sustancias activas, cuyo espectro de trabajo debe coincidir exactamente con la enfermedad existente.

Para el procedimiento con decocciones de hierbas use:

Una combinación de estas hierbas a menudo se ducha con aftas. En ginecología, también se conocen soluciones de sal de soda, que también se llaman hipertónicas. La concentración de sal y refresco debe ser estrictamente recetada por un médico para no quemar las membranas mucosas de la vagina.

Medicamentos de farmacia que se pueden usar para las duchas vaginales con aftas y otras enfermedades inflamatorias en ginecología:

Estos medicamentos tienen efectos antivirales, antimicrobianos y antimicóticos de diversos grados, por lo tanto, se usan con éxito para tratar una amplia gama de enfermedades con patógenos externos.

¿Es útil un procedimiento preventivo?

Algunas mujeres, después de descubrir olores desagradables, no buscan encontrar la causa en violación de las reglas de higiene personal, pero realizan un lavado vaginal para desinfectarla.

Este enfoque no es correcto. Todo el cuerpo humano y la vagina, incluidos, tienen la propiedad de autolimpieza. El flujo vaginal limpia sus paredes, útero, canales, apoyando la microflora natural.

Realizar el procedimiento sin receta, pero solo para prevención, amenaza con una violación de la microflora. Si siente picazón, ardor y la secreción ha adquirido un olor y una consistencia anormales, debe consultar a un médico que le recetará cómo lavar la vagina y cómo hacerlo correctamente.

Contraindicaciones

No siempre se permite un procedimiento suficientemente inocuo a primera vista. En particular, las duchas vaginales están prohibidas:

  • Para limpiar higiénicamente la vagina,
  • Sin consulta previa con un ginecólogo, incluso en presencia de molestias,
  • En la víspera de la visita al ginecólogo, ya que una muestra de análisis y examen visual puede dar información distorsionada,
  • En procesos inflamatorios del sistema reproductivo: anexitis, inflamación de los apéndices, endometritis,
  • Durante el parto, la menstruación, los primeros dos meses después del parto y después de un aborto.

La violación de estas contraindicaciones puede tener graves consecuencias, la propagación del proceso inflamatorio y el sangrado.

Cómo realizar el trámite

Las duchas vaginales con aftas y vaginosis bacteriana, así como otras enfermedades de naturaleza infecciosa o fúngica, se llevan a cabo de la siguiente manera:

  1. Prepare la solución de acuerdo con la prescripción del médico y desinfecte la pera.
  2. Tome una postura cómoda: puede realizar el procedimiento mientras está acostado en el baño con las piernas a los lados. Las duchas vaginales también se realizan mientras se está sentado, redondeando ligeramente la espalda, por encima del lavabo o baño. Lo más cómodo es la posición acostada.
  3. Después de tomar una posición conveniente, escriba la solución en la pera presionándola y bajándola al recipiente con la solución. Evalúe la plenitud de la pera en peso: no debe llenarse más de dos tercios, de lo contrario, la presión será difícil de controlar.
  4. La punta de la jeringa se puede engrasar con crema para bebés o grasa de látex para una introducción más cómoda.
  5. El extremo puntiagudo de la jeringa se inserta en la vagina no más de tres centímetros.
  6. Al presionar suavemente la pera, entra la solución. Si siente dolor, presionar la pera debe debilitarse o detenerse por completo hasta que el dolor desaparezca.
  7. Al vaciar la pera, su extremo se retira lentamente y los músculos de la vagina se tensan para contener la solución.
  8. Después de un minuto, puede relajarse y la solución saldrá de la vagina.
  9. Realice procedimientos higiénicos, lávelos con jabón para bebés, séquelos con una toalla limpia y póngase ropa de cama limpia y seca hecha de tela natural.

Al observar las reglas de asepsia al realizar el procedimiento, puede garantizar una recuperación más rápida. Durante la ducha vaginal, no debe haber agua en el baño; previamente, las paredes del baño se pueden calentar con agua caliente.

Indicaciones de uso

El procedimiento está indicado para las siguientes enfermedades del sistema reproductor femenino:

  • Candidiasis: con aftas, las duchas vaginales están incluidas en el tratamiento complejo con medicamentos orales y supositorios vaginales. Entre las hierbas utilizadas se encuentran la manzanilla, la caléndula y el tomillo. Entre los medicamentos de farmacia, puede usar Furacilin, Tantum, Miramistin para las duchas vaginales.

  • La vaginosis bacteriana es una enfermedad que puede ser causada por duchas vaginales demasiado frecuentes e irracionales. Según lo prescrito por un médico, puede usarlo para ducharse con Miramistin, Vagotil, Chlorhexidine, Furacilin, Dekasan.

  • En enfermedades como los fibromas, la endometriosis, la erosión cervical, las duchas vaginales no traerán ningún resultado, ya que la etiología de la enfermedad viola el fondo hormonal.

Realizando el procedimiento de manera oportuna, correcta y solo de acuerdo con las instrucciones del médico, es posible aliviar el curso de enfermedades infecciosas y fúngicas de la vagina asociadas con una violación cualitativa de la microflora. Designar independientemente el procedimiento y las soluciones es una complicación peligrosamente grave para el sistema reproductivo.

¿Qué hacen las duchas vaginales?

El procedimiento se prescribe como parte de una terapia compleja en el tratamiento de los órganos genitales internos de una mujer. Muy a menudo se usa en la lucha contra la candidiasis u otras enfermedades bacterianas. Las duchas vaginales también se pueden prescribir con un aumento en la acidez de la vagina. Este procedimiento le permite restablecer el equilibrio ácido-base, promueve la lixiviación del flujo vaginal, la eyaculación y los patógenos, incluidos los hongos.

Lo que necesitas para las duchas vaginales en casa

Para duchar, necesitas algunas herramientas necesarias. Es recomendable prepararlos con anticipación.

Punta de plástico para jeringa o recipiente Esmarch.

Agua destilada, si es necesario diluir drogas en ella. Puede tomar agua común, pero antes de usarla debe hervirse.

Una droga agregada al agua.

Cómo preparar una jeringa para el primer uso.

Antes de usar el vaso o la jeringa, la punta de plástico debe hervirse. Durante al menos 5-7 minutos, debe sumergirse completamente en agua hirviendo. También debe desinfectar la parte principal de la jeringa; puede usar clorhexidina o miramistina para esto. Si usa una bombilla de goma simple, es mejor comprar una punta para el tazón de Esmarch, tiene la forma correcta y es más adecuada para el procedimiento.

Primero se hierve el agua y luego se deja enfriar. No puede usar agua caliente, ya que puede quemar las membranas mucosas. Es mejor esperar hasta que alcance la temperatura ambiente. A medida que el agua se calienta lo suficiente como para las duchas vaginales, se le agregan los componentes de las drogas y otras drogas, diluyéndolas o mezclándolas cuidadosamente. En este caso, debe seguir las instrucciones para el uso de estos fondos.

Después de cada procedimiento, el globo de goma debe lavarse con la punta.

Reglas y tecnicas

La temperatura del agua no debe ser muy alta; es mejor si es aproximadamente la misma que la temperatura corporal. El flujo de líquido debe ser suave, ya que un flujo agudo o apretado puede superar el cuello uterino y causar inflamación de los órganos genitales internos. Es por eso que es mejor usar un tazón, en lugar de una simple bomba, ya que es más fácil de manejar y más fácil de controlar la presión del fluido. Si usa una pera, solo necesita presionarla.


El procedimiento no debe durar más de 10-15 minutos.

Esquema del procedimiento: Los primeros tres días, la ducha vaginal se realiza dos veces (por la mañana y antes de acostarse), después de lo cual continúa durante otros dos o tres días, pero solo por las noches. Si es necesario, continúe el curso duchándose una vez por semana. No se recomienda extender el curso por más de diez días. Siete días e incluso un tiempo más corto son suficientes para el tratamiento de enfermedades simples y no olvidadas.

El procedimiento en sí debe llevarse a cabo con cuidado. No puede hacer un esfuerzo, ingrese bruscamente en la boquilla; no solo puede dañar las membranas mucosas, sino también dañar el cuello uterino. La punta en sí debe ingresarse lentamente, con calma y precisión. Para facilitar la administración, se puede lubricar con vaselina, que es necesariamente estéril.

Las duchas vaginales se realizan convenientemente en el baño, acostado sobre la espalda y las piernas extendidas a los lados. También puede ducharse sentado en el inodoro. En este caso, la bomba o el tazón deben mantenerse al nivel de la cintura, por lo que el líquido lavará las paredes de la vagina y, bajo la influencia de la atracción, se derramará con calma.

¿Qué puedes duchar?

En la preparación de una solución para la ducha vaginal, se utilizan componentes químicos activos: sal o refresco, ácido bórico, permanganato de potasio. También se lleva a cabo con medicamentos y soluciones especialmente recetados, dependiendo de los síntomas y la naturaleza de la enfermedad. A menudo se usan ingredientes naturales, que se preparan inmediatamente antes del procedimiento.

Bicarbonato de sodio

La soda se diluye en agua en proporciones: una cucharadita de soda por 500 ml de agua tibia. La solución ayuda a combatir la picazón y elimina los focos de inflamación. La sal diluida en agua tiene el mismo efecto. Puede usarlo no más de una vez al mes, es decir, 5-7 días de tratamiento, después de lo cual un descanso de al menos un mes.

A menudo se usa y miel, que agrega un poco de ácido bórico. El espectro de acción de este medicamento es bastante amplio: trata la colitis por tricomonas, vaginitis y vaginosis, clamidia, aftas, gonorrea e incluso reduce la erosión. Tome 5 cucharadas de miel y 5 cucharadas de alcohol bórico, que se diluyen en 1 litro de agua tibia.

Una solución con aloe ayuda a eliminar la picazón, las úlceras y otras inflamaciones, restaura la microflora. Para preparar la solución, debe elegir una hoja de aloe fresca que tenga al menos 2 años. Su jugo se exprime y se mezcla en una proporción de 1 a 10.

La manzanilla se refiere a aquellas plantas que se usan muy ampliamente. Es seguro y tiene un amplio espectro de acción. Se prepara una cucharada de flores en 2 vasos de agua, se enfría y se baña.

Cosecha de hierbas

Esta tarifa ayuda a eliminar cualquier enfermedad femenina. Incluye necesariamente lavanda, manzanilla, caléndula, corteza de olmo, malvavisco seco, apio de monte y hojas de frambuesa. Puede hacer todo usted mismo, tomando hierbas en cantidades iguales, o comprar una mezcla preparada. Elaborado en una proporción de 2 cucharadas por 1 hoja de agua.


Preparaciones de farmacia

La medicina moderna también ofrece un gran arsenal de herramientas para ayudar a combatir cualquier dolencia. Puede usar antisépticos simples y agentes especializados (requeridos después de consultar con un médico).

Clorhexidina

El medicamento tiene un efecto amplio y se usa contra hongos y muchas bacterias. La dosis es prescrita por el médico después del examen. Con una sobredosis, se puede desarrollar vaginosis. Puedes comprar en cualquier farmacia. Se vende en botellas de plástico con un pico especial.

Las duchas vaginales con el medicamento se realizan para fibromas, cáncer, enfermedades de transmisión sexual y procesos inflamatorios. A menudo se usa como un medio para mejorar las funciones de los genitales, en la lucha contra las manifestaciones quísticas. Las duchas vaginales se realizan de la siguiente manera: 35 gotas de la droga se diluyen en 0,5 litros de agua tibia.

La composición del medicamento incluye clorhexidina, hexamidina y clorocresol. Se usa para aftas, cervitis, vulvitis y otras enfermedades. El medicamento se diluye en una proporción de 1 a 10 con agua tibia.


Ayuda en el tratamiento de infecciones fúngicas, procesos purulentos, infecciones bacterianas. El producto se diluye con agua en una proporción de 1 a 10 o de 1 a 5.

Este remedio no ayuda en la lucha contra las infecciones por hongos, pero alivia las molestias, debilita el ardor y la picazón. Es necesario diluir 1 tableta, moliéndola previamente, en 200 ml de agua.

Embarazada

Las mujeres embarazadas a menudo son atormentadas por la candidiasis. Y aunque se pueden usar algunos componentes, por ejemplo, sal o hierbas, es mejor no ducharse. Esto puede dañar al bebé, ya que una gran cantidad de sustancias activas extrañas ingresan al útero. Además, no solo no puede curar la infección, sino también transmitirla al niño. Y las duchas vaginales en las primeras etapas amenazan con un aborto espontáneo.

Cuando no puedes hacer duchas vaginales

La pregunta de si es posible hacer duchas vaginales surge en casi todas las mujeres. La ducha vaginal no solo es posible, sino que en algunos casos es simplemente necesaria, especialmente si está en el complejo de tratamiento. Pero el procedimiento debe llevarse a cabo correctamente y estar seguro después de consultar con un médico.

Hay varias razones por las cuales este procedimiento puede estar prohibido:

    Las duchas vaginales para la limpieza o "por si acaso", para la prevención y sin consultar a un médico está prohibido. В лучшем случае они просто не принесут ожидаемого эффекта, в худшем — могут послужить причиной воспалений и появления болезней.

Спринцевание — полезная и нужная процедура, так как она не только помогает избавиться от нежелательных симптомов и выделений, но и способствует лечению многих гинекологических болезней. Sin embargo, es muy importante llevarlo a cabo sabiamente, observando todas las reglas y utilizando solo los medios prescritos por el médico.

Tipos y características de la herramienta.

La principal diferencia entre las jeringas es el tipo de sus puntas, que pueden ser suaves en el tipo A (de cloruro de polivinilo) y duras en el tipo B (de plástico). En una especie ginecológica especial, una jeringa de riego, se encuentran agujeros adicionales en la punta a los lados. El material del que está hecha la parte principal del dispositivo suele ser cloruro de polivinilo, material de plastisol o caucho.

Al elegir un dispositivo, preste atención a algunos detalles. Por ejemplo, una buena jeringa no debe tener un olor químico desagradable, el material del que está hecho debe ser suave y homogéneo, no poroso, la punta debe ejecutarse de acuerdo con esquemas exactos para que su estructura no tenga asperezas, capas, etc. que puedan dañar las delicadas membranas mucosas. concha cuando se usa. El dispositivo en sí debe ser estrictamente simétrico, sin distorsiones. Cuando se libera una solución usándola, esta última no debe mancharse.

La mayoría de estos dispositivos están hechos hoy en día de cloruro de polivinilo. Si el material para las jeringas se toma de mala calidad, el dispositivo en sí mismo no mejorará: emitirá un tinte o olor "fragante" químico o de enmascaramiento. Además, la porosidad de la textura del material puede retener algunos de los componentes del medicamento, tomados en la jeringa, lo que empeorará la efectividad y la calidad del tratamiento. Dicho dispositivo, además, será muy difícil de limpiar más adelante.

Las jeringas, según los tipos y materiales de fabricación, están destinadas a los siguientes propósitos específicos:

  • con puntas suaves (tipo A): succionan líquidos después de operaciones quirúrgicas de varias cavidades corporales, pueden enjuagar cavidades con fines terapéuticos,
  • con puntas de plástico duro o con puntas de cloruro de polivinilo (tipo B): se usan para colocar enemas o microclysters, se pueden usar como una herramienta para irrigar la vagina,
  • irrigación - plan ginecológico, utilizado para irrigación intravaginal terapéutica y profiláctica.

¿Cuándo es necesaria la ducha vaginal?

Tendrá que elegir una jeringa cada vez que un médico descubra una patología particular en el cuerpo que requiera intervención en la microflora de los órganos internos. En cada caso, solo necesita usar un nuevo dispositivo, comprado específicamente para un curso específico de manipulación. Las jeringas viejas no pueden permanecer estériles, además, los métodos de uso del dispositivo pueden ser diferentes, lo que está plagado de la introducción de microorganismos extraños de una cavidad del cuerpo a otra.

Con las jeringas de punta blanda en el hogar, con mayor frecuencia puede lavar sus cavidades nasales con rinitis. Si es necesario, para entregar microclysters al niño, se utilizan dispositivos de tipo B.

Los ginecólogos suelen recetar duchas vaginales especializadas para sus pacientes con cistitis, erosión cervical, colpitis, anexitis y procesos inflamatorios en la vagina. Para tales procedimientos, como regla, se usan soluciones antiinflamatorias basadas en peróxido de hidrógeno, clorhexidina, gaseosa, decocción de manzanilla, ácido bórico. En los procesos inflamatorios agudos, el ciclo menstrual, el sangrado uterino, el embarazo, en el período posparto, las duchas vaginales a lo largo de la línea ginecológica no se pueden realizar categóricamente.

Métodos para almacenar y limpiar jeringas después de la manipulación.

En la víspera de cada vez que se usa la jeringa, se debe desinfectar completamente para no introducir una infección en la cavidad uterina o los intestinos. Desinfecte la punta hirviéndola en agua durante 10 minutos o más. La jeringa completa se puede sumergir en una solución de peróxido de hidrógeno al 3% durante una hora y media para la desinfección. Después del peróxido de hidrógeno, el dispositivo debe lavarse con solución salina fisiológica.

Cuando no se utiliza la solución de riego por completo, sus residuos no se pueden dejar por mucho tiempo en la pera del dispositivo. El tiempo máximo de residencia del líquido dentro del dispositivo es de 30 minutos. Después de usar la jeringa, el contenido restante debe verterse, el interior debe lavarse bien con agua caliente y luego secarse completamente. Guarde el dispositivo en un lugar cerrado a una temperatura de 5 a 25 grados.

Al elegir una jeringa para ciertos fines médicos, es importante recordar que la efectividad y la velocidad del tratamiento dependen directamente de la calidad de este dispositivo simple. Incluso el medicamento más caro, introducido incorrectamente con una jeringa porosa de baja calidad, puede no tener el efecto deseado, además, existe el riesgo de infección en los órganos internos si utiliza una herramienta usada. Por lo tanto, debe elegir este dispositivo, dadas todas sus sutilezas y matices.

¿Qué debería ser una jeringa?

La jeringa ginecológica parece una pera bebé. Consiste en un contenedor de goma redondeado en forma de pera y una punta. Al comprar este producto, debe prestar atención a la calidad del material del que está hecha la pera. Debe ser denso y no tener un fuerte olor a goma. Los mejores envases se venden en poliuretano. Tales peras son de plástico y no tienen un olor médico o técnico. Al verter líquidos en ellos durante el uso, estos últimos no comen en las paredes de la pera.

La punta en sí misma debe estar hecha de plástico duro y tampoco tener un olor penetrante. La forma debe ser alargada, lisa, sin esquinas afiladas y rugosidad. A ambos lados de la punta debe haber pequeños agujeros circulares dispuestos en fila.

La jeringa se recoge antes de su uso. Antes de esto, todos sus componentes deben almacenarse en una caja o en una bolsa de plástico limpia. Es muy importante que la jeringa ginecológica esté siempre limpia, lista para usar. Después de su uso, la pera debe lavarse en una solución jabonosa de los restos del medicamento. Luego enjuague con agua corriente limpia y seque al aire libre. La punta debe remojarse durante una hora y media en una solución de permanganato de potasio o peróxido de hidrógeno. Por lo tanto, la jeringa no solo se limpia, sino que también se desinfecta.

Para que sirve

La jeringa se usa para lavar la vagina en el tratamiento de diversas enfermedades ginecológicas, infecciosas y fúngicas. Este procedimiento se llama ducha vaginal. Se usan diferentes tipos de desinfectantes y líquidos antiinflamatorios para las duchas vaginales. Puede ser una solución acuosa de permanganato de potasio, peróxido de hidrógeno, refresco. Además, se prepara una variedad de decocciones herbales para las duchas vaginales. Antes de llenarlos con una jeringa, las mezclas de hierbas medicinales deben filtrarse cuidadosamente.

La jeringa ginecológica no se puede usar en las siguientes categorías de mujeres:

  • embarazada
  • mujeres que amamantan en el primer mes después del parto,
  • pacientes con tumores benignos y malignos en los órganos genitales,
  • mujeres que recientemente tuvieron un aborto o un aborto espontáneo.

No se recomienda recurrir a las duchas vaginales durante la menstruación, con enfermedades inflamatorias graves de los órganos femeninos.

No puede ducharse antes de ir al ginecólogo.

El médico debe ver la verdadera condición de la vagina, de modo que, en caso de enfermedad, tome una muestra para estudios detallados. Incluso con candidiasis o infección sexual, un hisopo de una vagina lavada puede dar resultados falsos. Es altamente indeseable que las mujeres menopáusicas usen la jeringa. Debido a los cambios en el fondo hormonal, la vagina no está suficientemente humedecida. Las duchas vaginales provocarán la interrupción de la microflora y el secado excesivo de las membranas mucosas.

Cómo hacer duchas vaginales

La temperatura de la solución / decocción
El líquido utilizado debe estar a temperatura ambiente (verifique simplemente: bajando el codo hacia la solución). En ningún caso el agua debe estar caliente, esto puede provocar una quemadura de la membrana mucosa o frío, lo que causará molestias.

Fechas de duchas vaginales
Los ginecólogos creen que en el tratamiento de, por ejemplo, la vaginitis, un tratamiento de duchas vaginales de cinco días es suficiente, es decir, para aliviar los síntomas graves. El curso máximo puede ser de 7 a 10 días.

Esquema de duchas
Durante el tratamiento, dúchese dos veces al día (por la mañana y antes de acostarse), aproximadamente tres días, luego realice el procedimiento solo antes de acostarse (esto es otros 2 a 3 días) y, finalmente, una vez a la semana.

Duración de la manipulación
El tiempo dedicado a las duchas vaginales no debe exceder los 15 minutos.

Cumplimiento aséptico
Antes de usar la taza o la jeringa de Esmarch, la punta debe lavarse y hervirse. Después de cada manipulación, los vasos de goma (globo o pera) se lavan, sin olvidar la limpieza de la punta. Los dispositivos de ducha deben usarse solo para este propósito. En ningún caso deben usarse para enemas o microclysters.

Precaución
El procedimiento debe llevarse a cabo con extremo cuidado y lentitud. Para insertar la punta en la vagina, puede lubricarla con vaselina estéril, esto facilita la introducción. Durante las duchas vaginales, uno no debe esforzarse, la manipulación no debe causar dolor. Si los movimientos son racheados y agudos, es fácil dañar la membrana mucosa de la vagina y el cuello uterino.

Posición de ducha
Es mejor ducharse mientras está acostado en el baño. Al mismo tiempo, las piernas se arrojan a los lados. Como alternativa, sentarse en el inodoro, pero la botella de goma debe estar por encima de la cintura. La infusión de la solución limpia las paredes de la vagina y se derrama por sí sola, bajo la influencia de la gravedad.

Preparación de la solución
Si la composición de la solución incluye productos químicos activos, como refrescos, ácido bórico, permanganato de potasio, peróxido de hidrógeno y otros, debe seguir estrictamente las instrucciones para preparar la solución. De lo contrario, no solo puede hacer que la vagina esté completamente estéril, lo que conduce al desarrollo de colpitis infecciosa, sino que también puede causar una quemadura mucosa. Si se recetan decocciones de hierbas medicinales para las duchas vaginales, entonces deben prepararse inmediatamente antes del procedimiento.

Recomendaciones

Es necesario prepararse y ducharse adecuadamente. Las jeringas ginecológicas se usan de la siguiente manera:

  1. Antes del procedimiento, debe llenar la pera con medicamentos, poner una punta encima.
  2. Antes de ingresar la jeringa en el interior, lubrique la punta con aceite vegetal.
  3. Aprieta ligeramente las paredes de pera para permitir que escape el aire.
  4. Una mujer debe acostarse de lado, abrir las piernas y doblar una pierna por la rodilla.
  5. Con movimientos giratorios suaves, inserte una jeringa en la vagina para que entre toda la punta.
  6. Exprima la pera para que el líquido no se vierta en la fuente. De lo contrario, el medicamento ingresará a la cavidad uterina.
  7. Cuando termine la solución, retire con cuidado la jeringa.
  8. Después de la ducha vaginal, acuéstese durante varios minutos para que el medicamento permanezca en la vagina.

Después del uso, el artículo de higiene debe procesarse y limpiarse hasta el próximo uso.

Duchas vaginales

La microflora vaginal es un mundo enorme, cuya protección se encuentra sobre los hombros de las bacterias del ácido láctico. Debido al desequilibrio hormonal, aparecen infecciones, disbiosis, infecciones bacterianas y fúngicas, la membrana mucosa está dañada.

Las duchas ginecológicas son una parte importante del tratamiento prescrito por el ginecólogo. El riego se realiza con una jeringa. Sus características estructurales hacen que este proceso sea rápido y relativamente seguro.

Cuando designado

Se puede prescribir un procedimiento si:

  • Uretritis y cistitis.
  • Erosión cervical.
  • Colpitis, anexitis.
  • Enfermedades inflamatorias de la vagina y el cuello uterino.

Asignar y con cistitis. Se utilizan soluciones con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias: peróxido de hidrógeno, clorhexidina, yodo, gaseosa, manzanilla, ácido bórico, etc.

Pros y contras de las duchas vaginales con refrescos: https://webmolochnica.ru/sprincevanie-sodoy.html

Tenga en cuenta que hay contraindicaciones:

  • Inflamación aguda
  • Menstruación
  • Sangrado uterino
  • Período de embarazo.
  • El período posparto.
  • Dos semanas después del legrado del útero.
  • No recomendado para la limpieza. Esto viola la microflora natural y crea un ambiente para la propagación de bacterias dañinas.

Jeringa ginecológica: un dispositivo útil

El material con el que se fabricaron las jeringas en Rusia fue el caucho. El desarrollo de la industria química ha llevado a la sustitución del cloruro de polivinilo (PVC), que se utiliza cada vez más en la fabricación de dispositivos médicos. Sus ventajas: no hay olor pronunciado, es de plástico, no absorbe los líquidos vertidos, su olor.

Diferencias de lo habitual

Hay varias formas, tipos y tamaños de jeringas ginecológicas. Todos consisten en dos partes: una pera (se asemeja a una fruta, de ahí el nombre) y una punta alargada de plástico. Al elegir, preste atención a que la punta sea lisa, sin asperezas. Se hacen una hilera de agujeros en ambos lados.

Las principales diferencias con el ginecológico habitual: punta de polipropileno suave y elástica, que tiene una forma curva. Esta característica reduce el efecto irritante en las paredes de la vagina.

El precio depende del volumen de la pera (50-500 ml) y del material de fabricación del dispositivo. Un pequeño BI No. 8 de 220 ml de fabricación rusa con una punta sólida costará un promedio de 60 rublos. BI No. 9, 320 ml - 300 rublos. Con una punta suave y un volumen de 310 ml, puede comprar un promedio de 360 ​​rublos.

Como usar

Recuerde: qué hacer y por cuánto tiempo solo prescribe un médico. La información es solo orientativa. Si realiza este procedimiento con frecuencia, "con fines higiénicos", la resistencia a los patógenos disminuirá y la microflora se verá afectada.

El riego se realiza dos veces al día: por la mañana y por la tarde, la duración es de aproximadamente 3 días. Luego, se realizan otros 2-3 días solo por la noche. El curso consta de un máximo de 10 días.

El riego no debe durar más de 15 minutos.

La solución es estar a temperatura ambiente.

El procedimiento se realiza mejor en el baño. Pose: acostado boca arriba, colocando cualquier recipiente en el que drene el líquido. Si hay una curvatura del útero, entonces la mejor posición es pararse a cuatro patas.

  1. Desinfectar jeringa ginecológica Cómo hacerlo está escrito en las instrucciones para su dispositivo. Algunos de ellos se dejan hervir sin ensamblar durante aproximadamente 15 minutos, otros solo se pueden sumergir en una solución, por ejemplo, peróxido de hidrógeno al 3%.
  2. Conectar partes de la jeringa ginecológica.
  3. Preparar una solución para riego. Si contiene productos químicos agresivos (permanganato de potasio y otros), siga estrictamente las reglas de preparación. De lo contrario, pueden desarrollarse complicaciones como colpitis infecciosa o inflamación de la mucosa. Las infusiones de hierbas deben ser filtradas.
  4. Solución de marcación en una pera
  5. Grasa Punta de vaselina para facilitar la inserción.
  6. Insertar él en la vagina.
  7. Exprime la pera, el fluido comenzará a fluir bajo presión. La solución debe administrarse libremente, sin sacudidas, porque una corriente bajo presión pasa fácilmente a través de la barrera cervical, lo que puede conducir a procesos patológicos.
  8. Quédese unos minutos mientras está acostado.

No abra los dedos si no ha quitado la jeringa ginecológica. Cuando no se abren, los microbios y las bacterias patógenas pueden entrar. Si queda líquido en el recipiente después de la extracción, puede reutilizarse. Para hacer esto, primero retire, afloje los dedos, luego presione la pera para que salga el aire, luego colóquela en la vagina y presione suavemente nuevamente.

No use enemas para la configuración, que está llena de bacterias que ingresan a la cavidad del órgano genital desde los intestinos.

No deje líquido en la pera. Asegúrese de lavar la pera y la punta con jabón común después del procedimiento.

Pin
Send
Share
Send
Send